¿Cómo saber si la Necesitas ?

Normalmente, las personas piensan que se encuentran bien energéticamente, que su vida
transcurre como debe de ser, con algunas altas y bajas como a todo el mundo le sucede.
Pocas se dan cuenta de las influencias de las energías en ellos. Aunque en realidad todos las
vivimos, son pocas las personas lo suficientemente sensibles para comprender el entramado
energético y cómo lo que sucede a nuestro alrededor nos afecta sin importar que “No le
damos importancia” o que “No creemos en esas cosas”.
La realidad es que vivimos sumergidos en un mar de energía colectiva, un mar al que estamos
expuestos y en ocasiones, cuando algo nos está pasando internamente, podemos estar
mucho más vulnerables.
En mis más de quince años de terapeuta me han llegado casos de personas con afecciones
“cardiacas” casi al punto del desmayo, que en realidad traían contaminaciones energéticas
después de haber “abierto su energía” en lugares de baja vibración como estaciones de
policía o después de haber vivido un accidente. Estas personas acudieron a mí como la última
opción, después de haber visitado a médicos alópatas y que ellos determinaran que no era
nada fisiológico. Sin embargo, las personas continuaban viviendo con esta dolencia.
Todos tenemos capas de energía que nos protegen y están íntimamente ligadas con nuestras
formas de pensar (consciente e inconscientemente) y con nuestras emociones. Y la situación
es que nuestras formas de pensar, nuestras programaciones, no son nuevas ni únicamente
nuestras: tenemos información vivida por nuestros antepasados que está “cargada” en
nuestros genes acerca de cómo reaccionar ante situaciones parecidas. Así como tenemos
cosas que aprendimos desde bebés en el vientre materno y no se diga de lo que vivimos de
niños, tenemos un cúmulo de ideas inconscientes que están decidiendo cómo está nuestra
energía todo el tiempo y afecta nuestro estado en un 90% sin que nos demos cuenta.
Las personas muy empáticas que sufren con el dolor de los demás en toda su extensión y
manifestación, en realidad están cargando con el dolor de esa otra persona; esto las vacía
energéticamente hablando y se sienten cansadas. Lo peor es que no saben cómo parar, no
saben cómo dejar de hacerlo, porque a la larga se dan cuenta de que esto no es bueno para
ellas. Estas formas de actuar se relacionan con programaciones inconscientes, contratos con
estas personas en específico o con beneficios ocultos (virtudes mal entendidas) que le ofrecen
a la persona aparente “bienestar psicológico”.
También existen personas muy sensibles a la energía en general, me ha tocado verlo más en
jóvenes que se sienten iracundos, irritables o depresivos y que en realidad sólo están
expresando la energía del inconsciente colectivo que los rodea o de algunos familiares. Esto
puede ser muy confuso para ellos y llevarlos a creer que en realidad no tiene un sentido su
vida, pues les resulta inexplicable que no se sientan satisfechos con lo que viven, por mejor
que sea su vida, y en lugar de satisfacción sienten depresión y vacío. Esto sucede porque
ellos no están viviendo solo sus emociones sino las del “mar” que los rodea, y aunque traten
de ser positivos y buscar un remedio a sus sentimientos, no lo logran pues no pueden limpiar
“el mar” donde se encuentran (que es la causa de su vacío), solo pueden cerrar la escotilla
para evitar vivir las emociones de las demás personas. Pero esto sólo lo logran cuando tienen
la información de lo que realmente les pasa.

Estos son algunos de muchos casos que he conocido y por ello es muy bueno prepararse
energéticamente, saber reconocer cómo nos están afectando las energías de otras personas,
y como detener desde dentro las órdenes que abren nuestra energía a estas influencias.
Por ultimo, te dejamos un cuestionario de diagnóstico para que sepas cómo estas :
1. ¿Con qué frecuencia tienes pesadillas?, ¿cuántas veces al mes? ¿Estas pesadillas son
muy vívidas?
2. ¿Con qué frecuencia te llegan pensamientos de preocupación repetitivos relacionados con
una persona o situación?
3. ¿Cómo calificas tu nivel de concentración mental?, ¿te cuesta trabajo concentrarte?
4. ¿Sientes dolores de cabeza especialmente por las noches?
5. ¿Tienes una inquietud en tu cuerpo que te impide dormir por las noches?
6. ¿Tiendes a sentirte triste sin tener ninguna razón aparente?
7. Al llegar a lugares con muchas personas, ¿te sientes incómodo?
8. ¿Sientes que hay personas que al platicar con ellas , incluso por teléfono, te desgastan , te
roban tu energía?
9. ¿Hay lugares en tu casa que son especialmente incómodos, donde no te gusta estar?
10. ¿Tuviste alguna operación o algún duelo del que aún sientes que no estás recuperado?
11. ¿Eres muy sugestionable por películas de miedo?
12. ¿Tienes colitis?
13. ¿Tienes gastritis?
14. ¿Tienes sinusitis?
15. ¿Tienes migrañas?

Si contestaste a más de 5 preguntas que si definitivamente nuestro Taller de Protección Energética puede hacer un gran cambio en tu vida.

Por lo pronto te recomendamos que hagas nuestra Oración de Liberación diariamente y que tomes jugo de zanahoria por las mañanas…

 

 

Bendiciones y gracias por permitirnos servirte,

Hada Marciot & Registros Akáshicos

About the author: Hada Marciot

Leave a Reply

Your email address will not be published.