Baño de agua y sal – Fácil , relajante y liberador

Te ayuda a relajarte, limpiar tu energía después de un día difícil.

Necesitas 1/2kg de Sal de Mesa, puedes usar sal de las que se usan para bañera también , que vienen en deliciosos aromas como lavanda, pero no son indispensables.

Para tina:

Tomas el equivalente a tres cucharadas de sal y haces la oración:

“En nombre de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo pido que esta sal active su código de Luz y que limpie de todo tipo de energía discordante. Así sea”

Luego te metes y tratas de que todo tu cuerpo quede sumergido en el agua y ahí haces oración , la que te guste por lo menos unos 5 minutos.

Luego te enjuagas y te bañas normal.

Para regadera:

Primero te mojas.

Luego tomas la bolsa con Sal y pides a Dios: “En nombre de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo pido que esta sal active su código de Luz y que limpie de todo tipo de energía discordante. Así sea”

Después con un puño de sal frotas suavemente tu cuerpo, como haciéndote una exfoliación de cabeza a pies en “bandas verticales” al llegar a los pies tiras la sal.
Tomas un puño nuevo de sal y comienzas una nueva banda desde tu cabeza hacia tus pies. Repites hasta haber pasado por todo tu cuerpo.

Cuanto ya tienes el cuerpo cubierto de sal entonces haces una oración por 5 minutos, la que más te guste, Padres Nuestros, Ho opopono, algún mantra.

Luego te enjuagas y te bañar normal.

 

Al final de cualquiera de las dos opciones es bueno sellar tu energía a través de una loción corporal de Rosas por ejemplo, Sándalo o Lavanda. La rocías en tu cuerpo y pides que sea sellada tu energía y equilibrada.

About the author: Hada Marciot

Leave a Reply

Your email address will not be published.