¿Cuándo hacer otra Lectura de RA? y ¿Cuál es tu responsabilidad?

Escribo lo siguiente por que me han llegado algunos casos así, y dado que las lecturas de Registros Akáshicos están teniendo gran demanda y hay muchas escuelas y lectores, es necesario que las personas tengan conciencia plena de su papel al acudir a una lectura de Registros Akáshicos.

La creencia de que las personas se sanan a través de las lecturas de sus Registros Akáshicos ha provocado que varias personas acudan con desesperación a varias sesiones con diferentes lectores creyendo que entre más lecturas reciban, más van a sanar y mejor se van a sentir.  Esto no necesariamente funciona así, y explico el por qué.

Durante una lectura de Registros Akáshicos, la persona experimenta una apertura y reforzamiento de su conexión divina; sin embargo, el libre albedrío y las programaciones, de esta vida o pasadas, que ahora son inconscientes influyen en lo que sucede posteriormente. Dentro de estas programaciones puede haber órdenes de la misma persona que le impidan soltar fácilmente y aceptar los cambios que su conexión divina reforzada le ofrece. Esta resistencia impide la liberación de todo lo que se podría sanar si la persona cooperara en este proceso desde su inconsciente. Esto significa que al hacerse la lectura, lo que se necesita sanar “brota a la superficie” y la persona requiere de tiempo para “acomodar, asimilar y aprender” de lo que se le expuso en la lectura.

Por tanto, el beneficio básico que la persona obtiene de una lectura de Registros Akáshicos es la información, la toma de consciencia y responsabilidad de la situación que vive. Pero la asimilación de este aprendizaje puede llevar tiempo y por supuesto en este tiempo la persona debe poner de su parte para aceptar el cambio de “punto de vista” de lo vivido antaño para poder RE-calificarlo y cambiar la vibración.

Voy a poner un ejemplo, imaginemos que una persona de carácter duro y acostumbrada a tener la razón; está perdiendo la vista rápidamente. Acude a una lectura de Registros Akáshicos para saber qué le está sucediendo. En la lectura se le revela quetiene mucho rencor y odio guardados en sus ojos y que ésta es la causa por la que pierde la visión. Se le deja como tarea hacer oraciones para que pueda liberarse del rencor y el odio. Este primer Lector, le pide que vuelva en dos meses para darle seguimiento a su caso, según lo indicado por sus propios Registros Akáshicos.

La persona inconforme, –por que se considera muy buena e incapaz de odiar–, acude con un segundo Lector de Registros Akáshicos a otra lectura. Este segundo Lector no tiene la instrucción de preguntar si es para el mayor bien divino de todos los involucrados hacer esta lectura, simplemente asume que es así. Abre los Registros  Akáshicos de la persona y pregunta lo mismo: ¿Por qué está perdiendo la visión esta persona? La respuesta es : son secuelas de una vida pasada en la que vivió en una guerra y fue perseguido. Necesita perdonar y liberar estos eventos, perdonar a todos los involucrados. Requiere hacer oración de ho’ oponopono y trabajar con la llama violeta por 3 meses.

La persona sigue inconforme con las respuestas, piensa que los lectores no sirven y busca a un tercero con quien pueda tener una respuesta que le satisfaga. En el ínter, se percata de que después de la segunda lectura empieza a sentir dificultades para dormir, tiene ansiedad y mucho enojo sin que algo en particular se lo hubiera provocado.

Lo que en realidad está pasando es que la vida pasada se está despertando, está trayendo a su vida actual, las emociones que vivió entonces. Esto pasa en una lectura de Registros Akáshicos cuando no se da sanación después, por ello en nuestra técnica Orionis Melkhizedekh® no solo preparamos Lectores sino Sanadores, para que esto quede cubierto y sanado lo más posible en una sola sesión.

Regresando al ejemplo, la persona comenzó su recorrido con el deseo de sanar sus ojos y parar la pérdida de su visión, ahora a dos o tres semanas de haber consultado a dos lectores de Registros Akáshicos, se encuentra iracunda , con ansiedad y dificultad para dormir.  Los síntomas se hacen más fuertes conforme pasan los días. Pese a ello, no sigue las recomendaciones de ninguno de los dos Lectores que ha consultado, sigue en la búsqueda de un tercero que resuelva su situación. En su ignorancia, esta persona tampoco se da cuenta de que estos síntomas son generados por la vida pasada que está tratando de asimilar y liberar al revivir sus experiencias, pues no ha aceptado la ayuda de los Registros Akaáshicos. En el fondo, lo que sucede es que – la persona – no está dispuesta a asumir su responsabilidad. Desea encontrar a “un buen lector de registros akáshicos” que haga el trabajo por ella.

En su búsqueda, se pone en contacto con un tercer Lector de Registros Akáshicos, el cual recibe la indicación de no realizar la lectura y de sólo invitarlo a una sesión de sanación. La persona está desconcertada por que sigue creyendo que las Lecturas de Registros Akáshicos son su salvación y se indigna, no acepta y sigue su peregrinar. En esta búsqueda puede pasar meses, con la vida pasada a flor de piel, perdiendo su confianza en ella misma, en Dios – y en los terapeutas –  por que no ha decidido ser responsable de su salud.

Han llegado a mi consulta personas, con historias similares y con meses de desconcierto y confusión, con muchas dudas y con muchas contaminaciones dado que su desconfianza hacia Dios va creciendo por que quieren que Dios los “sane de un plumazo” , y al no conseguirlo se enojan con Él y quedan expuestas a las energías del bajo astral. Siendo que son ellos mismos los que no dan permiso a nivel inconsciente de ser realmente sanados.

Yo las he recibido y la indicación claramente es no hacer una lectura de Registros Akáshicos, sino una sesión de sanación con descontaminación y refuerzo de su conexión con la divinidad. Sin esta conexión limpia y fuerte, no se puede bajar la luz necesaria para sanar nada y obviamente, pierde sentido saber qué hicieron o por qué les pasa algo, cuando no se van a dejar sanar por que no hay confianza en Dios.

El proceso de estas personas puede ser más largo que el de las personas sencillas que deciden confiar y seguir las indicaciones de las tareas.

Cuando llegan conmigo, su costumbre de dudar continúa y hace que su proceso sea más lento, por que cuando una persona duda de su conexión divina, deshace el trabajo de sanación hecho, por lo que se requiere de varios refuerzos de sanación.

Quienes han decidido persistir en el camino , hacen sus meditaciones y oraciones como se les indica, han cambiado su energía  y mejorado su vida. Por supuesto, no es un cambio inmediato, es paulatino porque requiere de la constancia en su trabajo espiritual diario.

Moraleja del cuento:

  1. Escoge a tu Lector de Registros Akáshicos desde tu corazón, siente en tu corazón si es la persona que te puede asistir.
  2. Si no comprendes la información de la lectura, pregunta una y otra vez hasta que te quede claro, pero no esperes escuchar lo que tu ego desea oír, te van a decir lo que necesitas saber.
  3. Debes acudir con humildad, con voluntad de sanar y compromiso de hacer las tareas que se dejan, ya que los Registros Akáshicos son consejeros que no pueden violar el libre albedrío de las personas; cada quien debe soltar las posiciones mentales inconscientes que la han mantenido así.
  4. Las Lecturas de Registros Akáshicos son para dar información, pocas son las escuelas y terapeutas que hacen Lecturas y Sanaciones en la misma sesión.
  5. Comprométete a tener una práctica espiritual diaria.
  6. Dentro de tu misma lectura, puedes preguntar a tus Registros Akáshicos cuando es para tu mayor bien divino acudir a la siguiente.

About the author: Hada Marciot

Has one comment to “¿Cuándo hacer otra Lectura de RA? y ¿Cuál es tu responsabilidad?”

You can leave a reply or Trackback this post.
  1. Alma - Mar 05, 2019 Responder

    Interesante artículo.
    En lo personal, las lecturas contigo Hada me han servido para transformar mi vida. Eres un canal de luz, amor, comprensión y sanación. Desde los desafíos laborales, económicos, de pareja y ahora como madre, estoy sumamente agradecida, feliz y contenta de tenerte en nuestras vidas. Eres una bendición absoluta para nosotros y para el mundo.
    Yo recomendaría a todos al menos una vez en la vida una lectura contigo. Cuando el corazón llama a la verdadera transformación es fundamental tener una guía que de manera tan profesional y consciente nos lleve a mirar aquéllo de nosotros mismos que nos cuesta ver y abrazar con cariño, en la mayor aceptación para trascenderlo a sabiduría.
    Gracias, gracias, gracias.
    Alma F.

Leave a Reply

Your email address will not be published.